¡RICARDO, ANIANO, NO OS OLVIDAMOS!

¡RICARDO, ANIANO, NO OS OLVIDAMOS!

Apuntes (carlistas) sobre Iparraguirre y el Gernikako Arbola

Artículo de Javier Cubero publicado en Naiz el 29/10/2020.

En este año 2020, en la medida en que ha sido posible pues la pandemia del COVID-19 ha constituido un freno forzoso, se ha reivindicado la figura de José María Iparraguirre así como su obra más universal: el himno fuerista Gernikako Arbola. En relación a toda esta temática quisiera aportar algunos apuntes sobre la trayectoria del bardo carlista pero también sobre la significación y arraigo del himno entre los carlistas vasconavarros a lo largo de diversas generaciones.

Iparraguire durante su primera estancia en Madrid, estudió en el Colegio de San Isidro, que regentaban los Jesuitas. Sin embargo, iniciada la Primera Guerra Carlista, un día al marchar de casa supuestamente para acudir al Colegio, escapó hacia el Norte, para regresar a su Euskal Herria natal y poder luchar contra los liberales bajo la bandera legitimista de Don Carlos de Borbón, V de Castilla y VIII de Navarra. No es casual que ese Colegio jesuítico constituyera por entonces un foco difusor de la ideología carlista. Ya en el siglo XVIII la Compañía de Jesús había sido un importante núcleo de oposición al despotismo ilustrado, precursor del liberalismo en muchos aspectos, no solo en la postura «galicana» respecto a la Iglesia Católica, sino también en las políticas de uniformización (territorial) y desamortización (económica). Por cierto, en ese mismo Colegio estudiaba en esa misma época Xuan María Acebal, un asturiano que también devendría en carlista y que destacó por ser la principal figura de la literatura decimonónica en lengua asturiana.

De Pamplona a Bilbao 1936-38, ¿represión o represiones?

Artículo de Josep Miralles Climent publicado en Diario de Noticias (Navarra) el 21/10/2020.

Que en 1936 hubo una gran represión en Navarra por parte de los sublevados, nadie lo puede poner en duda; que la hubo también en el resto de Euskalherria, tampoco nadie lo puede negar, aunque en este caso los represores fueron tanto los de izquierdas primero, como lo de derechas a continuación.

Del mismo modo tampoco nadie puede negar que durante la República se produjeron duros enfrentamientos y asesinatos entre gentes de derechas y de izquierdas, fruto de planteamientos ideológicos diversos. Hubo intentos de imposición por la fuerza de sus políticas partidistas. Y es que, en los años treinta del siglo XX, casi nadie estaba exento de recurrir a la violencia para imponerse al adversario o para impedir su triunfo. La lucha por la democracia brillaba por su ausencia.

El Gernikako Arbola y la libertad de los Pueblos

Artículo de Jaime Urriza Urcola publicado en Naiz el 15/10/2020 y en Diario de Noticias (Gipuzkoa) el 17/10/2020.

Durante estos últimos meses se ha insistido en la pluralidad de los diferentes sectores que durante un siglo y medio cantaron el Gernikako Arbola. Autonomistas, regionalistas, federalistas, nacionalistas e independentistas de muy diverso signo ideológico hicieron suyo el himno de José María Iparraguirre, un carlista intransigente que en 1839 rechazó el fraudulento Convenio de Bergara y marchó al exilio al igual que Carlos V.

Indudablemente es positivo recordar que desde el siglo XIX el Gernikako Arbola ha constituido un punto de encuentro para todos los vascos que cuestionaban el centralismo madrileño. Sin embargo más allá de las múltiples ramificaciones ideológicas existe una raíz que merece especial atención. Conviene sumergirse en el universo histórico e ideológico del Carlismo porque la adscripción del bardo de Urretxu a esta «cultura política» proporciona algunas pistas que no deberían pasar desapercibidas.

El Cura Santa Cruz, Hernialde 2020

Artículo de Alberto Porto publicado el 09/10/2020.

Manuel Ignacio Santa Cruz y Loidi, párroco de Hernialde, carismático y controvertido líder guerrillero, protagonizó fugas rocambolescas tanto en Hernialde como en Aramaiona, localidades donde cuenta con sendas plazas con su nombre.

No se sometió a la autoridad de Lizarraga (nombrado Comandante general de Gipuzkoa por Carlos VII) por considerarlo traidor, al haberse adherido éste al Convenio de Bergara y haber continuado su carrera militar en el ejército gubernamental, llegando incluso a ser condecorado por su persecución de las partidas carlistas en Catalunya durante la Guerra de los Matiners.

Cruces de Montejurra

Artículo de Lázaro Ibáñez Compains publicado en Diario de Noticias (Navarra) el 08/10/2020.

Su destrucción es una provocación estéril. En el principal camino para subir a la cumbre de Montejurra en 1939 se jalonaron con una serie de cruces de madera que llevaban los romeros. En 1954 la Diputación Foral las sustituyó por cruces de hormigón. Ha sido destrozada la penúltima cruz, igual que hace años lo fueron la primera y la última. Como las otras, ni estorbaban el camino ni su destrucción lo hace más llevadero. Se trata sencillamente de una acción motivada por el odio y la ignorancia porque ni siquiera sus autores conocen el significado de lo que han atacado.

Como reza con claridad la primera plaza, situada al pie de la montaña, este Vía Crucis se erigió para recordar a todos los carlistas muertos por sus ideales durante los siglos XIX y XX. No hay, por lo tanto, ninguna exaltación al régimen franquista ni a la Guerra Civil de 1936.

Carlos Iturgaiz y el Gernikako Arbola

Artículo de Fermín Martínez publicado en el diario Gara el 07/10/2020 y en Diario de Noticias (Gipuzkoa) el 10/10/2020.

Allá por el año 2009, Carlos Iturgaiz, en un encuentro con periodistas celebrado en Bruselas, planteó que el Eusko Abendaren Ereserkia, también conocido como el Gora ta Gora, fuese sustituido como himno oficial de la Comunidad Autónoma Vasca. Como alternativa proponía el Gernikako Arbola argumentando que, a diferencia de la melodía institucionalizada en 1983 por el PNV, el himno de Iparraguirre sí que «representa a todos los vascos».

El pasado 4 de julio, con motivo de las últimas elecciones al Parlamento de Gasteiz, la coalición Partido Popular+Ciudadanos celebró un acto bajo el Árbol de Gernika, en cuyo cierre Iturgaiz no dudó en cantar el Gernikako Arbola.

No mucho después, el 12 de agosto, un amplio colectivo de músicos, cantantes y cantautores reivindicó la primera estrofa del Gernikako Arbola como el himno más apropiado para representar a toda la sociedad vasca. Desde entonces para acá, Iturgaiz viene guardando silencio sobre la cuestión. Es curioso que precisamente ahora, que una parte de la ciudadanía se organiza para impulsar el reconocimiento institucional del Gernikako Arbola, el líder del PP en la CAV haya perdido interés en el asunto.

El día que votamos al Rey

Artículo de Óscar Gómez Mera publicado en el digital Mugalari el 01/10/2020.

Recuerdo perfectamente el día que votamos a Felipe VI. ¿Ustedes no?

El día que votamos al Rey fue el mismo día que los bancos devolvieron todo el dinero del rescate bancario.

El día que votamos al Rey el Congreso de los Diputados aprobó dejar de financiar con dinero público a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales.

El día que votamos al Rey los condenados por los asesinatos del GAL, con el Señor X a la cabeza, entraron en prisión para cumplir de manera íntegra sus condenas.

El día que votamos al Rey se suprimieron las pensiones vitalicias de los expresidentes del gobierno.