Algunas consideraciones respecto al juicio entre los señores Cerdán e Iriarte

Artículo de Fermín Martínez publicado en Diario de Navarra el 21/01/2020 y en Naiz  el 22/01/2020.

Ante el juicio celebrado recientemente en Iruña con motivo de la demanda presentada por Iñaki Iriarte, parlamentario de Navarra Suma, contra Santos Cerdán, dirigente del PSOE, como militante del Partido Carlista de Euskal Herria (EKA) quisiera expresar algunas reflexiones:

1) Las declaraciones de Cerdán el 20 de octubre de 2019, afirmando que en el acto celebrado el 25 de agosto en Leitza, Iriarte estuvo rodeado de «carlistas» son totalmente desafortunadas en ese punto. Sin embargo, en todo lo demás son correctas pues los miembros del grupúsculo afín a Sixto Enrique de Borbón-Parma, que usurpa actualmente la denominación histórica de Comunión Tradicionalista, son perfectamente calificables como «fascistas». De hecho, a día de hoy siguen reivindicando orgullosamente su intervención en los hechos de Montejurra 76, que en 2003 fueron sentenciados por la Audiencia Nacional como una agresión terrorista.

2) Que Iriarte en su artículo publicado en Diario de Navarra el 24 de octubre de 2019, para defenderse manifieste que sus dos abuelos eran carlistas al igual que media Navarra, resulta inquietante. Desconozco si sus dos abuelos eran «sixtinos», pero la Navarra carlista de otros tiempos no puede ni debe ser homologada al acto «sixtino» de Leitza. En 1970 la gran mayoría del pueblo carlista de Navarra, con motivo de la destitución de Javier María Pascual como director de El Pensamiento Navarro, dio la espalda a la familia Baleztena, organizadora del acto de Leitza. En 1976, los «sixtinos» de esa localidad apoyaron la llamada «Operación Reconquista», cuyo resultado fue el asesinato de dos carlistas en Montejurra el 9 de mayo.

3) Por todo ello, a ambos políticos, tanto a Cerdán como a Iriarte, les pido que nunca más vuelvan a referirse al acto «sixtino» de Leitza como un acto «carlista».

4) En relación a la descripción del acto «sixtino» realizada por TVE como «una comida organizada por el Partido Carlista», desde esta organización exigimos su inmediata rectificación. Es una vergüenza que una televisión pública confunda explícitamente esta merienda ultraderechista con el Partido Carlista, que ha sido completamente ajeno a este acto y que además se sitúa en las antípodas ideológicas de estos señores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*