Tag Archives: Polígono de Tiro

XXXII. Marcha contra el Polígono de tiro de las Bardenas

El próximo 2 de junio se va a celebrar la XXXII. Marcha conta el Polígono de tiro de las Bardenas. Nuestra compañera, Begoña Aguirre, de E.K.A.-Navarra, dio a conocer el siguiente comunicado en la rueda de prensa de la Asamblea Antiplolígono el pasado 3 de mayo en Tudela:

Aquí estamos una vez más. La Asamblea Antipolígono, en su 32 edición, seguimos en nuestro empeño de liberar a nuestra Bardena de esa ocupación siniestra que la utiliza de campo de pruebas para esas guerras que no hacen más que aniquilar vidas y territorios. A nosotr@s no nos acallan con esos vilipendios tan sabrosos para algún@s. Hora es ya de que desaparezca este campo de pruebas de armamento de las Bardenas, cada vez más utilizado y de manera sorpresiva.

La Asamblea Antipolígono convoca para el domingo,  2-6-2019, la marcha. Aquí seguimos por el desmantelamiento del polígono de tiro.

¡¡BASTA YA!!

SÍ A LA PAZ, NO A LAS GUERRAS

SÍ A LA SOLIDARIDAD, NO A LA INTRANSIGENCIA

SÍ A LA CONVIVENCIA

30 años contra el Polígono de Tiro

Noticia publicada en Diario de Noticias 27/05/2017

Fermín Pérez-Nievas

En junio de 1987, hace ahora 30 años, cuatro vecinos de Tudela (José Ángel Pérez-Nievas, Carmen Borderas, Vicente Irala y José Alba) iniciaron una lucha legal contra el Polígono de Tiro de Bardenas que tuvo su prolongación en el nacimiento de la Asamblea Antipolígono de Tiro y la oposición de buena parte de los habitantes de la Ribera.

El abogado tudelano José Ángel Pérez-Nievas (junto a María del Carmen Borderas, Vicente Irala y José Alba, todos ellos militantes del Partido Carlista-E.K.A, presentó una demanda por acto de conciliación contra la Junta de Bardenas que presidía José Antonio Gayarre para que rescindiera el contrato con Defensa al considerarlo nulo. Según esta demanda “para ejercitar los disfrutes de pasto, siembra, caza y leña, cal, yeso, piedra que figuran en las ordenanzas (y que impide la existencia de un instalación militar) es condición figurar como vecino, con una antelación mínima de 10 años y residir nueve meses al año en uno de los pueblos congozantes”.