Tag Archives: Lacort

¿A cuánto? Coloradas… (las manzanas)

Artículo de David Martínez enviado el 11 de junio a Diario de Noticias para su publicación (no ha sido publicado) en respuesta a los firmantes de este artículo publicado ese mismo día en el mismo medio.

Y es que hay gente aburrida de la vida que parece que tiene mucho tiempo para dedicarlo a intentar menospreciar a los demás con argumentos tan vacuos y faltos de rigor que no se sostienen ni con cemento armado.

Intelectuales de la talla del escritor, profesor y editor Víctor Moreno y sus compañeros de firma conjunta y sistemática pertenecientes al ateneo Lacort (¿irán también siempre juntos y en unión a todos lados?), echan  mano de grandes filósofos como Kant o escritores de relumbrón como Mark Twain para intentar solapar sus carencias más que evidentes e intentar confundir al paciente lector que de buena fe hace el esfuerzo de seguir y entender sus artículos.

¿A dónde vas? ¡Manzanas traigo!

Artículo de Patxi Ventura publicado en www.noticiasdenavarra.com 18/06/2019

Los señores del Ateneo Basilio Lacort siguen con su obsesión anticlerical y come curas igual que en siglos pasados, queriendo confundir la jerarquía y la institución secular con el clero popular y el Evangelio, desconociendo el respeto que todos los demócratas debemos a todas las ideas y creencias de todas las personas siempre que éstas respeten los DDHHCCPP (y no lo hacen los que han registrado a su favor tantos bienes, iglesias e incluso círculos de forma nada regular y contra los intereses de la ciudadanía navarra).

En su ciega y obstinada voluntad de ofender al Partido Carlista siguen empeñados en no atender ningún razonamiento y en recurrir a cualquier cuento de unos y otros para equiparar teólogos, cerdos, idiotas, truhanes y carlistas con su enfermiza, zafia e ignorante inquina.

Dime de qué presumes…

Artículo de Jesús Mª Aragón publicado en Diario de Noticias 04/06/2019.

De nuevo los miembros de un sedicente ateneo que rinde homenaje a un liberal golpista, sacando a pasear sus particulares prejuicios, obsesiones y fobias. ¡Allá ellos!

Lo que no se puede hacer es, desde esa pretendida tribuna, pontificar sobre vida y milagros de personas, organizaciones y hechos, congelando en el tiempo un hecho histórico puntual sin situarlo en su contexto. Todo texto tiene su contexto que ayuda a situar el hecho y su mensaje, y que también ayuda al receptor de dicho mensaje a su comprensión, so pena de recibirlo desenfocado, mediatizado, sectarizado.

Los carlistas hemos aceptado y aceptamos públicamente ése y otros muchos hechos a lo largo de nuestra vida histórica, incluidos los que nos ha tocado sufrir en carne propia.