Bienvenido a la web del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

Bienvenido a la web del Partido Carlista de Euskal Herria-E.K.A.

El Partido Carlista no irá a la marcha del 3-J

Noticia publicada en www.noticiasdenavarra.com 29/05/2017

Los organizadores incluyen a los extremistas de Vox y a los franquistas de la CTC como entes políticos adheridos.

PAMPLONA – El Partido Carlista no estará en esa manifestación convocada por colectivos afines a UPN y promovida por la formación regionalista contra el Gobierno foral. Según informó ayer en una nota, el histórico partido ha tomado la decisión “por diversos motivos” pero “el principal es que la bandera de todos los navarros no corre ningún riesgo”. “Además, ir a esa manifestación con todos los grupos que la apoyan, es un peligro y grande, dado que la mayoría de políticos que van a estar en ella son los que nos han llevado a la miseria a la mayoría de los navarros con sus políticas y trapicheos”, explicó ayer Ignacio Salsamendi en nombre de la formación carlista. “Ahí está la corrupción de todos estos años, así como la venta de Caja Navarra, la reforma laboral, con la cual miles de trabajadores nos hemos visto maltratados en nuestros derechos laborales. Por esas políticas de estos partidos que hoy sacan pecho con la bandera y lo único que les preocupa es el haber perdido sus privilegios en la política de Navarra”, subrayó.

Salsamendi defendió así que “a los navarros de bien” les preocupan “mucho más” los temas de “corrupción, reforma laboral, violencia de género, el paro o el desmantelamiento del polígono de tiro”. “En definitiva, espero que sigan muchos años en la oposición por el bien de Navarra y de todos los navarros”, confió el dirigente carlista.

Marcha Antipolígono de las Bardenas el 4 de junio

Bardenas acogerá 4 ejercicios con fuego real en mayo y junio.

La Asamblea Antipolígono critica estas maniobras y anuncia su tradicional marcha para el domingo 4 de junio a las 12:00 en Aguilares.

De izda. a dcha., Begoña Aguirre, del Partido Carlista-E.K.A.; Milagros Rubio; Eduardo Navascués, de Ecologistas en Acción; Beatriz Izuel, de Plataforma No a la Guerra Ejea y Pueblos; y Juanjo Sentis, de la Asamblea.

Salvemos Montejurra-Jurramendi salba dezagun

salvemos-montejurraEl proyecto de la planta de gestión de Azqueta (Igúzquiza, Navarra), pretende obtener tierras para uso agrícola a partir de la mezcla de lodos de procedencia no definida y tierras de excavación.

El problema vendrá cuando la empresa que gestiona la planta tenga permiso para traer lodos de depuradora con metales pesados que afectan gravemente al medio ambiente y a la calidad de vida de las personas.

El emplazamiento de la planta se encuentra muy próximo a varios núcleos urbanos, entre ellos el Camping Iratxe, muy frecuentado en vacaciones y la urbanización Iratxe, así como del Camino de Santiago, del cual ambos senderos que tiene en la zona pasan muy cercanos a la planta. También cabe mencionar que la autovía “A-12” va a ser afectada por los fuertes olores que se generarán en la planta.

Con ETA esto pasaba, pero no trascendía

Artículo de Patxi Ventura publicado en www.noticiasdenavarra.com 07/05/2017

Y la defensa de la fortaleza del Estado frente al terrorismo se imponía a cualquier denuncia contra la corrupción generalizada que pudiera debilitarlo, por muy flagrante que fuera; parece que algunos no lo han olvidado y ése podría ser el motivo por el que aún no se ha dado el mínimo paso para consolidar definitivamente el cese de la violencia decretado unilateral e incondicionalmente por parte de la organización terrorista ETA. (Se asegura que por debilidad, pero si no obtuvo ninguna retribución demostraría una voluntad real y desinteresada al hacerlo sin que nadie se lo exigiera).

Todos sabemos que siguen quedando demasiados (por distintos motivos), que en una parte y otra siguen interesados en que la paz no se consolide y adoptan posturas retadoras y soberbias para zaherir a sus oponentes y que se mantenga la tensión y el odio que impidan la solución y conciliación democrática, y no están dispuestos a que ante el consistente cambio de situación se cambie también la aplicación de la legislación y los tribunales excepcionales creados para aquellas situaciones terroristas, como indica el sentido común y como se ha venido haciendo en todas las situaciones similares que se han venido dando a nivel internacional.

Apuntes sobre la evolución histórica del Partido Carlista

El Partido Carlista (PC) es el resultado de un fenómeno político original de neta base popular. El Carlismo nace en 1833 con ocasión de una disputa dinástica que será la excusa para encender el polvorín de la España decimonónica, una sociedad desgarrada por la crisis de un Antiguo Régimen insostenible. Ante esta crisis como en el resto de Europa se inicio en España un proceso de revolución burguesa liberal, ante el cual la sociedad española se dividirá en grupos socio-políticos con intereses fuertemente enfrentados, siendo el apoyo a una u otra candidatura dinástica el pretexto para enzarzarse en tres guerras civiles y numerosos levantamientos.

El bando llamado primero “isabelino”, y después “alfonsino” se caracterizara por la defensa una revolución liberal pactada entre la vieja oligarquía feudal y la ascendente burguesía, en la cual no se produce una sustitución de la vieja clase dirigente sino su fusión con la nueva burguesía. En esta revolución los grandes perdedores serán las clases populares: el campesinado, que será privado de las propiedades comunales de la tierra; y el artesanado que verá abolido el sistema gremial. Serán estas clases sociales los que formaran junto con aquel sector de la vieja oligarquía que no acepta el cambio, el bando contrarrevolucionario, a cuya cabeza se situó la dinastía “carlista”.

La estafa de los vencedores

Del libro EL CARLISMO Y LAS AUTONOMIAS REGIONALES de Evaristo Olcina

En la primera guerra, las intrigas, que desembocaron en el Convenio de Vergara, fueron dirigidas fundamentalmente a persuadir a los combatientes de que sus respectivos fueros serían respetados si deponían cuanto antes las armas, mientras que los pondrían en peligro si, por el contrario, prolongaban la lucha. La maniobra iba dirigida de manera especial al elemento popular carlista. Al militar de graduación, se la aseguró que grados, condecoraciones y honores le serían respetados, y parece que eso les bastó para allanarse. A nosotros ahora sólo nos interesan las promesas forales hechas al pueblo, y cómo fueron cumplidas por los vencedores. Esto es lo que vamos a estudiar a continuación, tanto en lo que atañe a ña contienda primera como a la del 72-76, porque las dos tuvieron desenlaces paralelos y consecuencias idénticas.

“PAZ Y FUEROS”.

Parece ser que las maniobras para lograr el desfonde del campo carlista se iniciaron, en la primera guerra, en el año 1.835, concretamente el 18 de febrero, cuando se presento en Madrid el escribano José Antonio Muñagorri (liberal y centralista antepasado de la familia Caro Baroja) con la propuesta de iniciar una contraofensiva foral, que habría de partir de los propios vascos, y que tendría como objetivo primordial crear un estado de desconfianza entre los combatientes en cuanto a los objetivos por los que luchaban. El proyecto no se materializó, sin embargo, hasta 1.838, cuando se alzó con unos 300 hombres al grito de “PAZ Y FUEROS”. Alzamiento que, como era de esperar no tuvo éxito alguno, pero que sembró una cierta inquietud entre los voluntarios vascos, cansados de la ya excesivamente larga guerra. Sin ninguna duda, el famoso liberal-fuerismo de los Baroja está originado en un intento de justificación vasquista de un antepasado liberal-burgues-mercantilista.

Carlismo y lucha antifranquista: el Aberri Eguna de 1976

Extracto del libro de Francisco Letamendía
Breve historia de Euskadi

< < (...)La muerte de Berazadi condiciona también el desarrollo del Aberri Eguna, que se había convocado este año, el 1976, en Iruña (Pamplona). La derecha vasca y la llamada izquierda estatalista, temerosos de la represión que sobre ellos podía caer, encuentran en aquel hecho el pretexto ideal para su claudicación. El gobierno vasco -es decir el PNV y el PSOE- anuncia su inasistencia en una nota hecha pública el 13 de abril en base a «la grave tensión creada por los incidentes de todo género que se suceden desde hace varias semanas»; la Asamblea Democrática, ni que decir tiene, se suma al boicot. Por el contrario, la izquierda abertzale en su conjunto -ETA (m y pm), EHAS, LAIA, LAB-, junto con MC, LCR, ORT y el Partido Carlista, mantiene la convocatoria.

Todo está preparado para que se desate sobre ellos la más intensa represión. El día del Aberri Eguna, las carreteras que conducen a Pamplona y aun las que unen los barrios con el centro aparecen abarrotadas de vehículos de la Policía Armada, y las calles de la capital erizadas de las metralletas de aquéllos. Aun así, y pese a los rigurosísimos controles, se producen conatos de manifestaciones y asaltos, que atraen sobre ellos cargas policiales y nubes de pelotas de goma. La víspera, en un enfrentamiento con la Guardia civil, había muerto Imanol Garmendia.

Calle Pozoblanco, 15-BIS, 1º

31001 Iruñea-Pamplona

Tlf: 948 21 01 49

eka@partidocarlista.com