¡RICARDO, ANIANO, NO OS OLVIDAMOS!

¡RICARDO, ANIANO, NO OS OLVIDAMOS!

Himnos e imaginarios nacionales en la Vasconia del siglo XXI

Artículo de Alberto Porto, secretario general del Partido Carlista-EKA de Gipuzkoa, publicado en Naiz el 23/09/2020 y en Diario de Noticias (Gipuzkoa) el 26/09/2020.

Con motivo del bicentenario del nacimiento de José María Iparraguirre, el pasado 12 de agosto fue presentado en Iruña un manifiesto en el cual se reivindica el Gernikako Arbola como el himno más adecuado para representar al conjunto del pueblo vasco.

Este manifiesto, al que me adhiero sin la más mínima duda, ha suscitado reacciones muy diversas. Posiblemente la más llamativa y significativa sea la postura adoptada por Iñaki Anasagasti. Ese mismo 12 de agosto, en su blog de Deia, el veterano político del PNV publicaba un texto titulado “Aquí el único himno aprobado por Ley es el Gora ta Gora“, cuya lectura me llevó a plantearme si lo que Anasagasti nos está diciendo es que todo lo que está aprobado por ley es inmejorable e incuestionable, y sobre todo, inmodificable. Como si las leyes no pudiesen ser cambiadas.

Una provocación estéril

Artículo de Jesús María Aragón Samanes y de José Lázaro Ibañez Compains publicado en el digital Plaza Nueva el 14/09/2020 y en Diario de Noticias (Navarra) el 15/09/2020.

Un nuevo ataque a una cruz del Via crucis de Montejurra; esta vez le ha tocado a la treceava; un nuevo ataque sin sentido y estéril; la cruz no estorbaba el camino, ni su destrucción lo hace más llevadero.

Los carlistas sabemos que todos, y cada uno, no le damos la misma importancia a las mismas cosas; es evidente que el ataque no ha sido a unas piedras, sino a lo que significan. El, o los atacantes, tienen muy corta y flaca memoria; la mayoría de las peores páginas de nuestra Historia empiezan con el ataque a cosas, objetos, con un significado determinado e importante para un colectivo de gente; sabido es que a una acción suele seguir una reacción, que puede descontrolarse y causar más daño del recibido. No va a ser así esta vez, pues los carlistas sabemos, porque lo hemos aprendido de nuestra historia personal y grupal, que sólo se supera una etapa del desarrollo, tanto de la vida personal como social, dando una respuesta no unívoca, ni “equivalente” a la acción sufrida. Conocemos la Historia, también nuestra pequeña intrahistoria, y sabemos que no estamos condenados a repetirla.

Carlos Hugo: la vía carlista al socialismo autogestionario

Carta de Juan Cerrillo publicada en Diario de Noticias (Navarra) el 23/08/2020.

El año crucial de 1969 y los inicios en 1968 de la Vía Carlista al Socialismo Autogestionario.

En mayo de 1968, la AET y el MOT, publican el siguiente Manifiesto, denunciando la situación política que mantenía el Régimen franquista:– Una Justicia Social pisoteada.– Una Paz llena de injusticias, dictatorial, eterna y opresor.– Treinta años de sindicalismo antidemocrático.– Un centralismo repugnante, que engendra el separatismo.– La explotación partidista de una guerra, que acabó hace muchos años.– La perpetuación, de unas castas privilegiadas.– Una Universidad, acallada con porras y pistolas.– Una Prensa dirigida, que oculta la verdad o la tergiversa.– Una jerarquía eclesiástica, que se aparta del Concilio, para seguir al Gobierno que la nombró.– Un Futuro, que se quiere decidir a espaldas del auténtico Pueblo y en contra de la Juventud.– Y un Estado, que se dice Católico y Social, y en cambio es opresor, hipócrita y capitalista.

Un aniversario

Carta de Evarist Olcina y Patxi Ventura publicada en Diario de Noticias (Navarra) el 19/08/2020.

Hubo un tiempo, no tan lejano, en el que en todo este Estado solo había dos periódicos cuyos directores no tenían que bajar la cabeza avergonzados del producto impreso que pilotaban. Uno era Diario de Mallorca. comandado por Josep Meliá, el otro, El Pensamiento Navarro, que contaba con la entrega absoluta y arriesgada (en 1969 Fraga lo confinó varios meses en Riaza) de Javier Mª Pascual durante un tiempo en el que la despertada rebeldía de la base –obreros y estudiantes– del Partido Carlista marcaría el reencuentro del pueblo con las profundas raíces de reivindicación y defensa de su libertad y dignidad nacionales que los había movido a rebelarse contra la represión centralista y la explotación oligárquica en dos guerras del XIX en Euskal Herria.

Manifiesto por el himno de Euskal Herria / Vasconia

Gernikako-Arbola.eus

Los firmantes de este Manifiesto, músicos, cantantes y cantautores vasconavarros, conscientes de la importancia que los símbolos, y entre ellos la música y las canciones, tienen en el imaginario colectivo de los pueblos, queremos exponer a la sociedad vasconavarra lo siguiente:

Todo pueblo tiene una lengua, unos símbolos y unas costumbres que lo identifican. También el nuestro, que repartido en tres unidades político administrativas, (Comunidad Foral de Navarra, Comunidad Autónoma de Euskadi y la Communauté d´aglomeration Pays Basque), agrupa a Navarra/Nafarroa, Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Baxenabarra y Zuberoa.

Durante siglos hemos logrado mantener una lengua propia, un elenco musical, bailes, deportes y otras características que, independientemente de las afinidades políticas y formas de pensar, nos identifican como pueblo. Por suerte, hemos conseguido mantener el nombre primitivo que nos une por encima de las divisiones administrativas: Euskal Herria en euskara, la antigua Vasconia. También hemos aceptado un lema, el Zazpiak Bat, esbozado ya por Axular en 1643.

La red nazi en la costa vasca

Artículo de Manuel Martorell publicado en Diario de Navarra el 13/07/2020.

En 1943 Jaime Lasuén llega a Pamplona tras haber escapado de los nazis. Recibe la ayuda de su amigo Jaime del Burgo, al que le entrega un sobre que nunca volvió a recoger. Guardaba un organigrama de la red de espionaje nazi en el País Vasco.

2020 07 13 La red nazi en la costa vasca

Agustina Izu Belzunce, la última margarita

Obituario de Miguel Izu publicado en Diario de Noticias (Navarra) el 03/07/2020.

Con 108 años nos ha dejado mi madrina, la tía Agustina, que para todos los hermanos fue una segunda madre. A su edad, llevaba ya mucho tiempo hablando de su muerte y disponiendo las cosas que tendríamos que hacer los que la sobreviviéramos, le encantaba organizarlo todo. Hace unos días me dijo: “Si escribes algo cuando muera, di que soy la última margarita”. No sé si realmente era la última, porque las mujeres de su generación salieron muy resistentes y hay muchas centenarias, pero en todo caso si será una de las últimas.